jueves, 10 de noviembre de 2011

INSTRUMENTOS MUSICALES (Parte 2)

Hoy hemos tenido otra sesión de música en la que los niños y niñas de la clase se han reído como nunca. Todas las actividades del día han estado relacionadas con la música.

  1. Algunos niños/as nos han mostrado en la asamblea las fotos de instrumentos musicales que habían traído de casa. Es increible como conocían ya muchos nombres de instrumentos y, lo más importante, como han sabido clasificarlos según su forma de tocarlos.

 

  
2.   Después formamos una nueva orquesta con los instrumentos que ya teníamos en clase y algunos     nuevos que trajeron de casa. José Antonio nos trajo una trompeta con sus botones y todo, Emilio nos trajo una guitarra y Ezequiel una caja. Estos dos instrumentos han tenido un éxito arrollador.


  
3.   Vimos en el portátil un nuevo capítulo del juego de instrumentos musicales que hemos estado viendo estos días. Hoy tocaba los instrumentos de viento, que el video clasifica en viento madera y viento metal. Todos se rieron muchísimo intentado adivinar los nombres de los instrumentos que aparecían.







4.   Después del patio vimos un video de los “Little Einsteins” sobre los instrumentos mágicos. Preguntarle los que salen que se acuerdan de todo. Aquí os dejo el vídeo para que podáis disfrutarlo con ellos.
(He tenido problemas con el servidor a la hora de cargar el video, en cuanto solucione las dificultades encontradas os prometo colgarlo para que lo veáis en casa con los peques).


5.   Por último, en el patio, en la sesión de Psicomotricidad, cantamos la canción “Un músico de París” y nos desplazamos por el patio imitando tocar cada uno de los instrumentos que salían en la canción También hemos trabajado el Tempo desplazándonos por el patio a ritmo rápido o lento según marcaban los golpes del pandero. Ha sido muy divertido para ellos, por supuesto lo que más les gustaba era cuando se marcaba el ritmo rápido.

Como veis, ha sido un día entretenido como poco, ya  que entre tanta música también hemos hecho trabajos individuales ¡No os creáis!